Una Mirada al Centro del Rock Ochentero

Si hay algún sitio en este Madrid del que uno pueda echar mano a la memoria ese es sin duda la sala Canciller de ventas o "El canci" como se le llamaba coloquialmente.
Estaba situado en la calle Alcalde López Casero nº 15, y como "apellido" siempre se decía metro el carmen, que era la estación de metro que pillaba cerca.


La primera vez que uno entraba en el canci era como entrar en el olimpo de los dioses del heavy metal.
   Salías del metro y tirabas calle abajo, cruzabas de acera y casi al final de la calle a la izquierda tenias la entrada. Su taquilla a mano derecha; sacabas el ticket, te acercabas en 3 pasos a la puerta y ya estabas en el lugar mas genuino de rock de todo Madrid. Bajabas sus incontables escaleras anchas que terminaban a la derecha donde se ubicaba el ropero, y años después un poco mas allá unos futbolines. Dejabas tu "chupa" y dabas media vuelta para entrando por otra gran puerta bajar unos 4 peldaños para estar en la planta de arriba.


   Allí unos cuantos sillones con unas mesitas pequeñas hasta la barandilla, a ambos lados 2 pasillos, el de la derecha aparte de como el de la izquierda de tener 2 escaleras para bajar al piso bajo, al fondo tenia un lugar para estar cómodamente con tu chica o tu chico alejado de las miradas de los demás... si el sitio que todos conocíamos como el reservado.


   Bajada a la planta baja, desde el fondo donde se situaba la barra y mirando de frente al escenario tenias a mano izquierda los baños de los chicos, 3 peldaños y la cabina del pincha. con 2 entradas a los laterales de esta hacia la pista y el escenario con una pantalla de video grandisima donde veías los videos tanto actuales como del pasado, y en ese escenario... donde el 99 % de los grupos nacionales actuaron en algún momento, donde se grabo el directo del lista para matar de Bella Bestia, dos directos de Ñu, Mis amigos están vivos de Topo...y donde tocaron grandes grupos internacionales, desde Iron Maiden hasta Marillion por decir alguno.


   A la izquierda del escenario al final del pasillo el baño de las chicas. Al lado derecho otra escalera que te subía a una salida de emergencia....
   Básicamente ese era el Canci. Podría tirarme mas tiempo en dar detalles de como era por dentro, pero todo aquel que lo conoció seguro que lo recuerda con cariño.
   Algunos conocimos alli a nuestra chica, (yo personalmente, y de esto hace 20 años), o a sus chico. Otros nos emborrachamos por primera vez, o dimos nuestro primer beso. No se tantas historias se vivieron allí... hasta cambiábamos de año en sus nocheviejas.
    ¡El Canci!... hoy seguro no tendría razón de ser, pero en aquellos años 80 y principios de los 90, era el sitio de reunión de todos los que amábamos el heavy metal. Y no solo de Madrid, sino que también de los alrededores venia gente a pasar la tarde-noche a tan memorable local.


   Los alrededores también fueron sitio de encuentro de nuestra gente... La bodega de al lado, el parque de abajo a la derecha, otra bodega de la avda donostiarra... hasta los Black Crowers tocaron en la puerta subidos en un autocar.... si si... como lo leeis.


   Pero la movilización vecinal de esa zona, mas la influencia de la iglesia que había detrás, hizo que se cerrara el canci. No voy a explicar aquí como fue todo, vosotros lo sabéis, o lo imagináis. Tapiaron literalmente la entrada, y después de alguna lucha El Canci de ventas cerro sus puertas definitivamente y otro canci se abrió en San Blas,,,, pero no era lo mismo. Aquel local tenia su encanto, su vida propia que te atrapaba para ir semana a semana.... Hoy solo nos queda recordarlo desde aquí.
   En este especial también recordar algunas salas de aquella época, como El Barrabas de Vicalvaro "con su terracita de verano", La Piscis de Getafe, (Que era un garaje acondicionado), La Argenta, etc etc etc...
   Hoy en día como tal en Madrid poco queda, tal vez La Excalibur, y alguna mas, pero los que conocimos aquellas salas, sabemos que cualquier tiempo pasado, "en este sentido " fue mejor.