Cuentos de Ayer y de Hoy

 

   Explicar la historia de la movida heavy, del rock español, lo que primero fue el underground, el royo progresivo, y toda su evolución hacia el incipiente hard rock hispano y la explosión final de todo el heavy metal de comienzos de los 80, es una tarea tan difícil y compleja como en el caso del hard a nivel internacional, primero porque España tiene lógicamente como país una serie de connotaciones históricas propias que le dieron a toda esta historia unas características que es necesario analizar de manera muy especial.

   Desde las circunstancias políticas, culturales y sociales que el país vivía, como se evoluciono, que factores se han ido incorporando a lo largo de toda esta evolución y como han influido en el desarrollo de la música, el rock español, el rock cantado en el idioma de Cervantes, como solemos decir aquí es otra historia. Si cabe más apasionante, más próxima, obviamente a nosotros mismos, y con toda seguridad, más heroica, entendiendo esto en el sentido de que, a pesar de que a nivel internacional, el rock fuerte, el hard y el heavy no siempre pasearon por caminos de rosas, la industria discográfica, los medios de comunicación, e incluso el ambiente social general propició que pudiera desarrollarse como estilo de música en unas condiciones meridianamente dignas, mientras que el rock español, el autentico rock español jamás tuvo, ni en sus momentos de mayor gloria el apoyo, el reconocimiento ni la comprensión de nadie, salvo por supuesto, de quienes estuvieron en ello desde dentro. En estos momentos (mediados de los años 90), la radio y la televisión, tanto publicas como privadas ignoran de manera absoluta todo el movimiento cultural y juvenil que nuestra música representa. Salvo la prensa especializada, los diarios y revistas de información general sólo se ocupan del heavy para poner el grito en el cielo cada vez que sucede algún incidente en algún concierto, cuando no para tergiversar, manipular o simplemente mentir. Hoy, como ayer, el rock en España, es como en todo el mundo, un grito de rebelión, una reivindicación de la expresión artística libre, pero además en España sigue siendo la voz amordazada, condenada a la marginación, pero que aún con todas las dificultades trampas y zancadillas del mundo, sigue emergiendo del asfalto de todas las ciudades con una fuerza que ni el silencio de la cultura teóricamente oficial puede parar. De los años 60 hasta hoy, la fuerza de la expresión mas genuinamente joven de la historia del siglo XX, también se vivió y se sintió en este país.

 

 

1967 De la Era Beat Al Underground

 

   En América el heavy metal empezó a dar sus primeros pasos cuando rompió con una determinada concepción del rock, abriendo caminos a experimentar, a progresar y a avanzar dentro de todas las posibilidades que tanto a nivel musical como a nivel de nueva aptitud vital el rock estaba dejando ver. En España ese fue un poco el mismo proceso, como una serie de particularidades derivadas del atraso cultural que el país padecía en los años 60, y por todas las barreras que suponía vivir bajo la dictadura de Franco, sobre todo en lo relativo a la libertad de expresión.

   Pero en 1967, paralelamente a como estaba pasando en el mundo del rock anglosajón, esa música pop facilona, intrascendente, de consumo rápido que dominaba el panorama empieza a resquebrajarse con la llegada de los grupos que apostaron por romper con ese esquema y empezaron a hacer el embrión de los que después seria el rock progresivo.
   Cuando en 1967 el pop en crisis, y grupos que estaban mas o menos en el candelero, tales como los
Cheyennes, los Salvajes, Lone Star y otros nombres que entre el pop y el rock venían a representar dentro de sus posibilidades el papel de vanguardia de la música joven, la situación colocaba a los músicos ante una disyuntiva: O seguir el camino del pop mas standard y comercial, o arriesgar en intentar abrir una brecha del rock mas conceptual, más progresivo, en la misma línea de los que estaban haciendo Cream, Traffic, Eric Burdon and the Animals, Pink Floyd, etc. Y dentro de los que optaron por ese segundo, seria donde se plantaría la semilla que dio ya en los 70 alas primeras bandas españolas de rock duro.
   El primer grupo que puede considerarse en nuestra historia como un primer grupo de rock progresivo fueron
Los Canarios de Teddy Bautista apadrinados y dirigidos por aquel entonces avispado productor francés afincado en España, Alain Milhaud. Los Canarios que antes se habían llamado The Canaries y que fueron capaces allá por 1966 de probar suerte en Estados Unidos, y que a la vuelta de la aventura, muy influenciados por toda la movida hippie (Jefferson Airplane, Greateful Dead, Quicksilver, etc) dejaron de lado para adentrarse en una onda mucho mas rythm' n' blues, lo que intereso sobremanera a Alain quien repitió con éxito el mismo truco que le llevó a convertir a Los Bravos de Mike Kennedy en autenticas estrellas del pop con aquel mítico Black is Black, solo que esta vez apostó por un sonido revolucionario para el público español de aquella época. Se llevó a los Canarios a los estudios Landsdown de Londres, y con la ayuda de un ingeniero de sonido como Adrian Kerridge, cortaron lo que iba a ser las primeras piezas de la historia del rock español. Canciones como "Peppermint Frappe", "Keep to the right side" y muy especialmente "Get on your kness" (recuerda la versión que hicieron Barón Rojo de este tema para su Lp "Obstinato") eran, como decía el celebre Jesús Ordovas, en su historia de la música pop española, "singles incendiarios, tremendos con un sonido demoledor".

   Y era cierto. Desde luego, si los escuchas ahora, es mas que evidente que no es heavy, no tiene nada que ver con Obús, Leño, Ñu o Barricada, pero para un publico que en 1967 o 1968 lo mas duro que había oído en la música española eran Los Brincos o El Dúo Dinámico, aquellos temas de los Canarios eran realmente algo nuevo, y sobre todo algo fuerte, intenso , algo que conectaba directamente con toda la historia del blues eléctrico ingles de aquel final de los años 60. Muy pronto, empezaron a ser bastante los grupos que empezaran a experimentar con sonidos mas fuertes. Fruto de ello serán también el nacimiento de medios de comunicación especializados, como el legendario "Disco Express", la primera revista musical de vanguardia de nuestro rollo, y por esas fechas, en octubre de 1968, empiezan las emisiones del "Musicolandia" del Mariscal Romero, que en los 70 será uno de los personajes imprescindibles de la evolución del rock nacional.

   En muy pocos meses habrá una autentica eclosión de sonidos nuevos, de grupos que desde muy diversos lugares del país, y con perspectivas igualmente distintas, creando un mosaico musical de gran riqueza y cuyo afán por experimentar y avanzar fue, con la escasez de medios que tenían, y todos los problemas derivados de la situación política, algo de enorme valor. Desde Barcelona, partiendo de los ambientes mas cercanos al jazz, surge Maquina, una de las instituciones mas épicas del rock catalán, los Lone Star de Pedro Gené, que habían tenido algún escarceo ya importante y éxitos como "Mi Calle", son otro emblema de la movida catalana. Su álbum "Spring 70" se va a convertir, con el paso de los años en una pieza verdaderamente histórica. En la onda de Maquina, pronto surgirán Música Dispersa, grupo de blues-rock progresivo con fuertes influencias del folk autóctono y del jazz, y mas tarde, la Companya Eléctrica Dharma, Iceberg, etc. En el sur, se esta cociendo todo lo que acabara siendo Cerebrum, Smash, Storm...incluso Los Brincos intentaran sin fortuna, adentrarse en el rollo progresivo con un álbum "Mundo, demonio y carne", un Lp que destilaba a través de sus surcos un inequívoco aire psicodélico, con guiños descarados a Pink Floyd.

 

 

1970 - 1975 Los Años del Desmadre

 

   Aunque ya había habido precedentes con alguno de los conciertos que se habían organizado en el Drac, los primeros festivales de música progresiva empezaron a celebrarse en el Salón Iris de Barcelona, una antigua sala de combates de boxeo, que se convirtió en algo así como en la versión catalana del Marquee o el Speakeasy. Por allí se dieron conciertos de Maquina, de Pau Riba, una enloquecida mezcla de Bob Dylan y Frank Zappa, Lone Star, Vértice y los históricos Smash, el primer grupo de rock que tomo la música como una filosofía y una aptitud existencial, llegando incluso a redactar junto con su manager Gonzalo García Pelayo, un manifiesto-programa sobre estética, política, sociología, etc., y al que llamaron "Manifiesto del Borde". Y musicalmente, eran, quizás al lado de Cerebrum, autentico rock progresivo, capaces de crear en sus recitales unas atmósferas tan densas, tan concentradas, que bien pueden entroncar con el feeling, la vibración que se generaba en torno a una descarga de heavy metal.
   Por aquellos años, Disco Express hablaba del rock progresivo en estor términos:
"Es un viaje a las entrañas del sonido, con la lejanía de un mundo perdido en un recodo de un pentagrama olvidado en la mente de un genio, o un loco, un vuelo directo al ultimo rescoldo".
   Ya en 1971, se celebró en Granollers posiblemente el primer Festival de Rock con Mayúsculas, un evento que duró mas de 25 horas y en donde tocaron Smash, Delirium Tremens (una escisión de Cerebrum), Maquina, Tapiman, Pan & Regaliz, Tucky Buzzard un grupo donde había algunos británicos afincados en España, y a los que produjo el mismísimo Bill Wyman de los Stones y como invitados internacionales, los Family de Roger Chapman.

   A principios de los 70 los grupos que podemos considerar pioneros del rock mas autentico, se movían sobre todo en Barcelona y en Sevilla, Madrid no tenia aun el centro de capital del rock que se ganaría a pulso años mas tarde pero ya en esta época el ambiente comenzó a animarse. Gente como Mario Pacheco, Mariscal Romero desde su "Musicolandia", la en aquellos tiempos increíble FM Radio Popular, pronto también en el foro se empezaría a crear un ambiente de rollo, de marcha, que ellos, desde la radio y la prensa movieron, organizando conciertos como los de la Sala Cardaso, hoy reputada sala de teatro experimental y de vanguardia, o los de la Sala San Pol, que todavía era un cine en aquella época. Los Blue Bar (una de las primeras bandas de Salvador) Tapiman, Smash, Cerebrum, tocaron en aquellas salas, en lo que eran los primeros conciertos de rock de nuestra historia.Tras unos momentos de gran explosión pronto llego la estabilización, y en algunos casos la desaparición. Muchos grupos se separaron y las cosas se pusieron bastante difíciles, sobre todo hasta que a mediados de la década, un nuevo grupo de gente tome la antorcha y mantenga viva la llama del rock español. Hay que entender que era muy difícil que la explosión del underground, del vanguardismo pudiera desarrollarse por muchos factores. En primer lugar aunque existían revistas, y emisoras de radio que apoyaban como podían todo aquello, no eran mas que minúsculas islas en un océano. Todo el movimiento del rock se movía por circuitos marginales, sin despliegue de medios, el organizar un concierto era meterse en una aventura de cuyos resultados era imposible hacerse siquiera una idea aproximada, y todo ello provocó que no se pudiera dar forma a una infraestructura básica que permitiera hacer progresar todo lo que se había gestado.

   Por otra parte, aunque con lógicas excepciones, muchos músicos perdieron el norte de lo que estaban haciendo. Por razones obvias, (los discos en España de grupos ingleses o norteamericanos se editaron con meses y a veces incluso años de retraso, si es que alguna vez se llegaban a editar) el pozo de la imaginación se secó, y muchos de los grupos acabaron auto plagiándose o deshaciéndose, y algunos adoptaron una aptitud pseudo intelectual muy elitista, muy "solo para iniciados", que provocó el aburrimiento y la desconexión con la gente, que casi en su totalidad tenia una idea muy confusa de toda aquella amalgama de música, estética y pretendida filosofía que muchos grupos practicaban. Si a eso le sumamos que pronto todo el aparato represivo de la dictadura comenzó a ver en los conciertos de rock, los happenings, los melenudos y en todo el ambiente rockero un potencial signo de desestabilización social, cuando empezaron a ser más o menos habituales las detenciones "por llevar el pelo largo", las suspensiones de conciertos por la policía armada, y las campañas contra la "degeneración moral de nuestra sociedad", ciertamente la situación se torno muy negra.
   Pero ya se había dado el primer paso. Hacia 1972 ya estaban moviéndose gente como Fresas, que después se convertiría en Ñu, los Tickets, el núcleo de los que años después será Asfalto, en Andalucía los Storms editan en 1973 su primer Lp, un disco ya de heavy metal sin mas concepciones, y de forma más localizada en Madrid, Burning, los alumnos mas aventajados de los Rolling Stones, Coz, Franklin y mil grupos más pronto van a ser los protagonistas de esta historia. La segunda mitad de los años 70 y la primera de los 80, serán sin duda los grandes años de nuestro rock.

 

 

1975 - 1980 El Rock Del Subdesarrollo de la Cochambre a Las Botas Sucias

 

   A las alturas de 1975, con la llegada de nuevos grupos de rock que superaban toda la parafernalia del vanguardismo de los primeros años de la década, la consolidación de importantes medios de comunicación especializados (revistas como popular 1, Vibraciones, el mantenimiento de Disco Express, y emisoras como Onda 2, Popular FM o los programas de Mariscal Romero) y la aparición de salas de conciertos como la legendaria M&M, dirigida en aquellos tiempos por el promotor Salvador Arevalillo y por el Mariscal Romero, quien por otro lado ya estaba trabajando en lo que unos años mas tarde seria el sello Chapa, el rock como fenómeno social y musical, como elemento aglutinador de masas, como revulsivo para la juventud que vivía ya la agonía del franquismo estalla en esos días. El "Rollo", desde Madrid va a invadir España.

   A pasar de que nos encontramos a años luz de Europa o los USA por fin empezaron a llegar conciertos de rock a nuestro país, a tocar a M&M en Madrid o a Zeleste en Barcelona, grupos como Soft Machine, Greenslade, empiezan los primeros conciertos en pabellones, con Jethro Tull, Uriah Heep, Rory Gallagher, a la primera venida de los Stones a Barcelona en el 76...y al mismo tiempo, esas salas sirvieron de plataforma para los grupos nacionales, Asfalto, Ñu, Coz, los cantabros Bloque, los andaluces Storm, gran parte de los grupos que compondrán el catalogo de Chapa Discos. La expresión de todo el potencial que el rock tenia en España se demostró en los históricos festivales de rock de Burgos y de León, que fueron una reunión de todo el rockerio español de la época. El festival de Burgos de 1975 pasaría a la historia como "La invasión de la Cochambre", que fue el titular que el Diario oficial del movimiento en Burgos, "La voz de Castilla" dedico al macroconcierto, denunciándolo poco mas o menos como un contubernio de piojosos. Un año después el "Enrollamiento Internacional de Rock" de la ciudad de León contó incluso con participación de grupos extranjeros como la ex-Velvet Underground Nico. Allí tocaron Iceberg, Triana, Asfalto, Atila, Bloque, Coz, Brakaman,etc. Y por Cataluña, que tenia en todo esto una sana competencia con Madrid, organizó los "Canet Rock", el primero de ellos en agosto de 1975, con una asistencia de 20 mil personas, que se celebraría hasta 1978 y del que se llego incluso a filmar un largometraje documental, Pau Riba, Barcelona Traction, Dharma, lo mejor del rock catalán conoció sus mejores días de gloria en aquellos festivales de Canet.

   Con todo este movimiento, necesariamente tenia que surgir una plasmación mas definitiva de toda la música rock en forma de sello discográfico. Un Lp colectivo editado por iniciativa de Mariscal Romero, el celebre "Viva el Rollo", fue la primera punta de lanza en 1975, un recopilatorio con temas de Moon, Burning, Tilburi, Volumen, con una increíble versión del "Born to be Wild", Indiana y el propio Mariscal Romero, un disco que hoy es una cotizada pieza de coleccionista. Pero hubo que esperar hasta 1977, cuando en los estudios Audiofilm empezaron a grabarse los primeros lps de Asfalto, Bloque, Ñu... el rollo, definitivamente se había establecido. Desde valencia grabaron con Chapa la gente de Tarántula, por Cataluña estuvieron Borne y toda la movida del rock del Llobregat (La B.E.P.S., Samanths, Hot Panotxa, etc), los Crack desde Asturias, el rock andaluz de Mezquita, en definitiva lo mejor de todo lo que se estaba haciendo en España. En 1979, la marcha de Ñu de su guitarrista Rosendo Mercado, provoco el nacimiento de Leño. Asfalto tocaban en el Marquee londinense, Cucharada contaban la historia del limpiabotas que quería ser torero...
   Aquellos primeros años de Chapa Discos, supusieron la explosión total del rock español, el reconocimiento por parte de la industria discográfica de un fenómeno que había ignorado durante años, y lo mas importante, la existencia de Chapa Discos, hizo efectivamente posible en los años 80 el heavy metal como genero musical tuviera en España un publico grande y fiel como pocos, y grupos que han sido verdaderas leyendas en el rollo.

 

 

Los Años 80 Larga Vida al Rock and Roll

 

   En noviembre de 1980 los dos guitarristas que habían sido durante años el alma de Coz, Armando y Carlos de Castro entraban en estudio junto con José Luís Campuzano "Sherpa" y el batería Hermes Calabria para grabar posiblemente el primer Lp plenamente heavy en la historia del rock nacional. La aventura tomó el nombre de Barón Rojo y su primer trabajo, "Larga vida al Rock n' Roll" que fue dedicado a la memoria de John Lennon, asesinado prácticamente cuando finalizaba la grabación del disco.

   El éxito de "Con botas sucias", "El Pobre", "Barón Rojo", o el mismo "Larga vida al Rock n' Roll" fue absolutamente bestial. El suceso que a nivel musical era ya el rock duro en todo el mundo en España estallaba primero con los Barones y unos meses mas tarde con Obús.
   En Octubre de 1981, salio el primer Lp de Obús "Prepárate", cuya presentación en directo en el Pabellón de Deportes del Real Madrid ha sido uno e los eventos mas grandes de nuestra historia. Un grupo de heavy español, con su primer Lp hacia reventar el mítico Pabellón con un llenazo igual al que habían logrado AC/DC solo unos meses antes. Del estallido de Obús y del éxito de Barón Rojo nació poco después Panzer, la fusión de Trilogía y Margerit, dos antiguos grupos que no habían llegado a conseguir el éxito definitivo. Años mas tarde llegarían producidos por el mismo Fortu de Obús, Sobredosis, en la misma línea, más tarde los Santa, el primer grupo heavy con una cantante al frente Azuzena. Y los cientos de grupos que nunca llegaron a grabar, pero que lucharon por ello con sus maquetas, sus horas en los locales, en definitiva todo el movimiento que se generó a través del heavy metal.

   A finales de 1981 Barón Rojo viajaron a Londres a grabar en los estudios Kingsaway de Ian Gillan su segundo Lp, el grandioso "Volumen Brutal" que se edito en 1982 y que sin duda ninguna ha sido el álbum de heavy metal mas grande de todos los que se han editado hasta el día de hoy.
Ventas que ningún grupo ha igualado, una apoteósica gira por todo el país que mismo año y su participación en el Festival de Reading al lado de figuras como Iron Maiden, Michael Schenker Group o Hawkwind fueron los capítulos de esa gigantesca historia. Y por otro lado, Leño seguían firmes y adelante con su "Corre Corre", Ñu volvían en 1983 con un Lp tan grande como "Fuego", Asfalto iniciaban una etapa con un sello discográfico independiente que ellos mismo crearon Snif y ya en el año 1984 con su segundo álbum Banzai el grupo del guitarrista Salvador Domínguez, se colocó en la vanguardia del Heavy metal Hispano, bien apoyado por el cantante José Antonio Manzano, "Duro y Potente", grabado en los estudios Mediterráneo de Ibiza, es otro de los grandes discos del heavy español.

   La Estela triunfal de Barón Rojo siguió traspasando fronteras, con sus fabulosas actuaciones en Venezuela y Argentina, tocando en el Festival de Brujas y eclipsando al mismísimo Gary Moore, hasta que, después de la grabación de su "En un lugar de la marcha" en 1985 empezaron las vacas flacas del Barón, que se consumaron en 1990, con la marcha de Hermes y Sherpa. Grupos como Obús, Panzer, Sobredosis, Santa, Ñu, etc, siguieron un camino parecido a mediados de la década empezaron su decadencia en algunos casos su mantenimiento regular en otros, o su desaparición.

   Pero los primeros cinco años de la década, fueron enormes. El heavy español tenia grandísimos grupos, y además había generado unos medios de comunicación que siempre lo apoyaron a muerte. Desde la Radio, además del Mariscal Romero y a través de diferentes emisoras, Juan Pablo Orduñez "El pirata", Mariano García y Rafa Basa han sido personajes sin cuya caña radiofónica esta historia hubiera sido diferente. A nivel de prensa, primero Popular 1, y después Heavy Rock, fueron publicaciones que vieron nacer y crecer toda la movida.

   Retomando la historia, en torno al 1985-86 los tiempos de gloria empezaron a ser historia. Barón Rojo y Obús continuaron pero sus discos no volverían a ser los impactos de antaño. Leño desapareció en 1983 para que Rosendo iniciase una irregular carrera en solitario. Banzai también desapareció a raíz de la aventura que Salvador hizo con Tarzen. Santa, Sobredosis, Panzer y muchos mas fueron desapareciendo progresivamente. Gente como Bella Bestia, Alcaudón, Cráneo, Marshall Monroe, tuvieron momentos de éxito mas o menos fugaces.

   Gran parte de los grupos heavys habían caído en una dinámica muy imitativa de los grupos de fuera, aportaban poco musicalmente y ya no existía a nivel de medios en general el interés que suscitó el boom de Barón Rojo. Y aunque seguía habiendo festivales, como las históricas fiestas del Partido Comunista de España, con maratones de grupos desde la tarde hasta el amanecer, salas como el Club Argentina o la Sala Canciller habían tomado el relevo de M&M, faltaba un nuevo movimiento rock duro que enganchase a las masas.

 

 

Epilogo del webmaster

 

   Como hemos podido leer en este articulo que resume la historia del rock español hasta finales de los 80, el movimiento rockero en este país tiene su legado.

   Yo añadiría a toda esta historia algunas referencias que el autor no cito. Por ejemplo el nacimiento pasada la mitad de los ochenta del grupo de AOR mas grande que dio este país que fueron Sangre Azul, con tres álbum desaparecieron también entrados los años 90, dejando miles de seguidores, el intento de sacar el rock patrio al extranjero cantando en ingles del grupo Niagara y que tan cerca estuvo de lograr los resultados esperados, el nacimiento de los sonidos speed de la mano de Muro, o citar a grupos como Angeles del Infierno, Los Suaves, Bruque , pasando por los pamplonicas Barricada y así un sinfín de grupos, que merecen estar en este especial. Los sonidos que los USA exportaban, ya no eran tan heavys como antaño y se dio por cerrado el momento con la salida de grupos como Nirvana que motivaron el ocaso durante años de todo el heavy metal como tal en gran parte del mundo.

   Pero igual que algunos grupos internacionales resistieron a los cambios musicales y siguieron haciendo heavy metal, eso si muy escasamente en este país algunos se resistían a enterrar para siempre dicho sonido y aparecieron grupos como Saratoga por poner un claro ejemplo. Algunos siguieron como Barón Rojo con mas o menos éxito, otros volvieron como Obús, y nuevos grupos fueron surgiendo para no olvidar el heavy metal en este país.
   Las Salas fueron cerrando, y un sonido mas callejero se fue haciendo mas grande con los "hijos de Leño", como coloquialmente se llamaron a grupos como Leize, y cuyo sonido sigue hasta nuestros días con Marea y grupos por el estilo.
   Y esta es la breve historia del rock en este país. Tanto en el articulo de arriba como en este epilogo nos habremos dejado por el camino cantidad de grupos, fechas, festivales, discos etc etc. Pero la esencia de lo que fue y es la historia del rock en este país no solo esta en esta pagina, sino en toda la web que estas visitando.

Cuentos de Ayer y de Hoy: Mariano Muniesa. Extraído del especial nº 10 de la revista Heavy Rock